sábado, 28 de abril de 2012

MONTE LU: SEMINARIO

Poesía y Vida: Monte Lu, o "monte de los poemas", en la geografía del Lejano Oriente es el refugio de las más perfectas formas - entre rocas escarpadas que adornan altos y oscuros árboles-  de la Creación: pájaros, plantas, flores, animales, presencias del alma,  etc., en el cual, así mismo, hay templos de todas las creencias... Una de ellas es la Fe en la Poesía o en el Verbo, única figura de la historia humana que puede en algo aproximarse al misterio del lenguaje. Es el mismo misterio, no del Ser, sino de aquello que nos hace y somos,  para ir a las expresiones trascente y poética, desde la contemplación y el despojamiento: desde la persona y sacritud de lo habitual, a la poesía y a lo poético que van hacia el  poema...

Seminario de Vida y de Poesía o de poetización (en creación y encuentro de sí mismo con ella y a través de su enunciar siempre esencial),  MONTE LU es ámbito a la vez de meditación y creación, reflexión de carácter filosófico y meditación de carácter metafísico, si los versos de un poema, una vez establecido "Lo Poético", nacen del reclamo de nuestro ser a cumplirse -tras la invariable tierra fértil y ennoblecedora del sufrimiento íntimo o "per se"-,  en alguna forma de plenitud y de realización consciente y afectiva del sentimiento y del pensamiento, de la emoción y de la indecible urdimble afectiva. De aquí se deriva a la acción, sea en nuestro espíritu, sea en el mundo o, como propósito y motivo iniciales, en la palabra escrita, que nos transcribe y hace de emisario ante lo Absoluto... Alienta bajo el firmamento de la Intuición y de la Razón Poética.

jueves, 26 de abril de 2012

DE WOJTILA

El ensayo de Danilo Cruz Vélez  en torno a  la Tesis de Pregrado de K. Wojtila sobre Max Scheller, anota que éste estudia los problemas morales centrandose en el problema de si existe una diferencia entre el Ordo Amoris y Ordo Rationis. Scheller está en la búsqueda de un sistema que no sea racional, y Wojtila, que no siéndole posible escapar de la razón, tampoco le será posible fundar una ética critiana. Scheller quería llegar a lo mismo que trajo Jesus, partiendo de un sistema. San Agusín está presente por plantear el tema desde su propia vida, y Santo Tomás por hacerlo desde una Teología: "El ethos cristiano-dice Cruz Vélez, según el Padre Wojtila no se puede fundar en una articulación determinada de los valores lograda en un largo proceso hostórico lleno de variaciones, tropiezos y fracasos".
                                                                                                    Catalina Laserna

DE EDITH STEIN PARA EL MOTIVO DE LA PIETÀ EN MONTE LU

"¿De dónde  viene este ser que la persona encuentra como recibido? Mi ser, en lo que se refiere al modo en que lo encuentro ya dado y por cómo me hallo en el a mí mismo, es un ser inconsistente. ¡Yo por mí mismo no soy nada!; cada instante me encuentro de frente a la Nada, y tengo que recibir como un don, instante tras instante, de nuevo el ser..."
                                                                     E. S. 

EN MONTE LU: RILKE Y SU OCTAVA ELEGIA

LO ABIERTO. Con las pabras ,o términos, de Otto Bollnow, una concepción, y para el Seminario MONTE LU un mirar hacia la Nada como la ausencia de abrigo y dislouciyón del "yo" ante lo ilímite o, a su vez, en cuanto al Ser abierto, esto es no fijado aún entre las presencia ( no en Acto sino en Potencia. S. T. de A.): "De la  comprensión del espacio interior del mundo y de los pensamientos íntimamente  relacionados con esta idea se abre una puerra de acceso más fácil para poder entender el concepto de lo Abierto, tal y como aparece  planteado por Rilke en el núcleo de la"Octava Elegía". Esta elegía, que anticipa una afirmación, como si se tratara de una tesis doctrinal, comienza con estas palabras:
Con todos sus ojos ve la criatura
lo Abierto. Sólo nuestros ojos están
como invertidos...
`Lo abierto es el espacio de la vida expuesta, todavía no protegida. de un lado lo abierto se manifiesta en la inocencia natural del niño. Rilke habla  de los  años abiertos y sin malicia, celebra el estado inocente y feliz de su pasado. Por otra parte, lo abierto es a la vez la entrega a ese estado de zozobra e inquierud. En este sentido el poeta elogia al Caballero que se expone animoso ante el peligro abierto.`Aún cuando la significación aparece modificada en las distintas dependencias, sin embargo, en todos los casos se encuentra una nota común, la cual alude a la actitud franca y abierta frente a todo aquello que tienda a estrechar  y detener la libre movilidad de la vida, tal como se despliega al renunciar, puesta la mirada en lo infinito, a todo cobijo tan sólo en apariencia protector. No importa que esta actitud abierta consista, como en el niño  (v. Kaspar Hauser, n. de V.) , en un estado sin malicia que no conoce todavía la huída para ponerse a cubierto, o se trate, como ocurre en el Caballero y, en general, en el himbre maduro, de aquel otro estado enel cual en el cual el hombre renuncia a todos los medios posibles de protección, exponiéndose a un voluntario peligro abierto".

miércoles, 25 de abril de 2012

¿SI EL NEGAR LA NADA NO ESTÁ EN LA ORACIÓN, ESTÁ EN LA POESÍA EL CONJURARLA?

¿Pero si Dios creó al mundo de la Nada, era ella en verdad nada? El giro clásico de un filósofo que derivó su sistema de ideas del sistema de intuiciones de un poeta es: "¿Por qué el Ser y no más bien la Nada?";  Son, M. Heidegger y R. M. Rilke., Por su parte, Edith Stein, en su Poema  al Espiritu Santo, tomado luego como oración, alude a que el Ser sólo "es" por gracia; un haber sido ha sido rescadado de la Nada... Desde un Todo, la poesía actúa por su ausencia, en teoría de Roberto Juarroz.  Todo poetizar nombra a un Absoluto que desde lo "exterior"   da forma a nuestra intimidad: "Tú, Espíritu, más íntimo en mí que mi propia intimidad..." E. S.  La oración va hacia... La poesía viene de...Cuando la oración viene de..., la Poesía va hacia... ¿Y el hombre, el animal, los árboles, el ser humano, el poeta, la mujer... los pájaros que mueren en el vuelo? ¿Unos qué y quién cambiados por un dónde como un don de Alguien... Silencios por palabras y a la inversa.
 Para Rilke todo acto de la vida es un despedirse para ir...¿Hacia dónde?), más bien un ser llevado fuera del Ser y fuera de quien se es...¿Hacia la Nada? Por su parte,  Álvaro Mutis acuñó el concepto de "La Nada Bienhechora", aludiendo a que no escogimos el `tormento´  del Ser. Con la Utopía, el tema de fondo de Cervantes en el QUIJOTE es la Apariencia o irrealidad del mundo ( M. de Riquer)., y en  la invocación del Sufismo se recuerda al orante que viaja del mundo de las aparencias al mundo de la Realidad. Entonces se daría el vuelco, y este ser nuestro se cumpliría, al cabo, en el No- ser... ¿Si desde la Filosofía "El ser es y el No- Ser, no es", por qué desde la poesía, y más vale, el Ser no es y el No Ser sí es? ¿Ser y saber o hacerse, desde dónde, y sentir en, de o hacia dónde? ¿Poetizar, si es el orar un salir de sí para hallar lo que en  la POIESIS,  para hacernos, es en sí Creatio ex-nihilo?
Ahora nada sé. Tended la noche
como una red, tendedla bajo todas
mis sombras; oídla: nada dice;
y si alguien ha escuchado tras de tí
dadle el alba. Mas ¿dónde estás? Sí. ¿dónde?
                                                                  E.C.L.
La OCTAVA ELEGÍA de R. M. Rilke, dice, en traducción o versión en prosa,  de VOCES DEL VIGIA:
"Con los ojos abiertos de par en par, la criatura  mira a lo abierto. Pero los ojos nuestros están ya vueltos y apresados en torno a esta salida... Lo que está fuera de nosotros, sólo lo conocemos por medio de la vista del animal, si desde la niñez nos obligaron a volvernos y a mirar al mundo de las formas hacia atrás, y no a ese espacio abierto y libre, profundo en todo rostro de animal...Libre de muerte, pero sólo la vemos a ella; por ser libre, el animal siempre sobrepasa su fin: va hacia Dios, y cuando camina lo hace hacia una Eternidad, como manar de una fuente. Pero nosotros no tenemos, ni un sólo día, delante de la vista el puro espacio donde infinitamente se abren  las flores. Sólo el mundo y nunca la ausencia de límites, lo puro no vigilado que se respira, que se sabe infinito y no se desea. Un niño silencioso, a veces, se pierde en sí, pero todos corren a retornarlo al mundo y a sacarlo de él mismo...  Acaso un moribundo llega a un punto de convertirse en ese espacio, pues cuando estamos cerca de la muerte dejamos de verla y entonces, acaso, se abra a nuestros ojos, fijos, la gran mirada del animal.
 Los amantes, de no ser por el otro que le impide ver, se encuentran muy cerca de ese espacio y se asombran. Como por azar, se entrevé tras el otro... Pero ¿cómo franquearlo?  El mundo se ha encerrado ya en él. Vueltos siempre hacia la creación, sólo vemos el reflejo oscurecido por nuestro propio ser, de esa libertad. A menos que un animal, mudo, levante los ojos atravesándonos con la tranquilidadde su mirada. Esto es lo que llamamos DESTINO:  estar ante el mundo; esto y nada más, siempre ante él.
Si el tranquilo animal con el que nos cruzamos tuviera conciencia de nosotros, nos haría dar la vuelta para ir en el sentido de su marcha, Pero su ser es infinito para él, sin atadura y sin visión de su estado , puro como su vista Porque él todo lo ve donde nosotros sólo vemos el porvenir; se ve así mismo en todo,  curado para siempre.
No obstante, en el animal cálido y vigilante, se hallan el paso y la preocupación de un dejarse profundo. También en él habita lo que nos preocupa, el recuerdo, como si aquello hacia lo cual tendemos, en otro tiempo nos fuera más próximo y fiel, más suave al tacto. Allá fué aliento como aquí es distancia.  ¡Ah, después de la primera patria, cuán incierta e inhóspita se le presenta esta! ¿Oh, feliz la pequeña criatura que permanece en el seno que la creó!
(...)
Y nosotros: espectadores , en todo lugar y siempre vueltos hacia todo, aúnque sin salida, plenos, ordenamos, pero entonces todo se deshace: seguimos ordenando y nosotros mismos seguimos pasando. ¿Quién nos ha vuelto así, para que nos hallemos en actitud de partir, no importa lo que hagamos? Lo mismo que quien emprende la marcha se detiene en la última colina, desde la cual divisa todo el valle, así como él se demora y se vuelve, así vivimos, sin cesar despidiéndonos".

martes, 24 de abril de 2012

POETA Y POEMA: LA SIGNIFICACIÓN

Todo poeta va a la composición de sus versos desde una zona de la emoción  en la cual avista lo esencial o trascendente de sí mismo. Ello se le hace presente como algo indecible o irreductible al hallarse en un círculo cerrado de su ser, el cual, no obstante, tiende hacia lo abierto...  Entonces  la lengua poética remite a un Yo creador, después que éste se ha superpuesto a la anécdota humana de lo sólo presente o presencia sola.

A su vez, todo poema deja al lector delante de su ser esencial  y aún dentro de ese mismo círculo,  pero ya de su espíritu, círculos  en cuyas atmosferas se encuentran uno y otro: poeta y lector, por el mismo poema o, más exactamente, por la transmutación que de lo indecible hace la lengua poética. La creación del poema sería así un oír desde dentro de sí, y un traducir, pero también un oír al afuera, a la historia en las figuras inmediatas de la vida o aún el la leyenda. El lector será también creador, pero el poema regresa hacia el poeta para buscar en él su validez y ese sistema único de señales que pueda enviarle a su entorno y a su tiempo

La anterior formulación, que resulta de la lectura del  "Kaspar Hauser Lied", es compartida por un poeta de nuestros días y de una órbita cultural casi contraria, Stephen Spender, cuyos pasos fueron seguidos con especial  atención, en ideario y búsqueda de forma, por el colombiano Aurelio Arturo, quien con su voz abarca todo nuestro siglo XX. Su poema es "Morada al Sur", y en él no valdrían tánto esa morada ni su lugar en la geografía, o el mismo lenguaje, sino aquel que la nombra por haberla habitado. El poema se inicia:
En las noches mestizas que subían de la hierba,
jóvenes caballos, sombras curvas, brillantes,
estremecían la tierra con su casco de bronce.
Negras estrellas sonreían en la sombra con dientes de oro.

Después, de entre grandes hojas, salía, lento el mundo.
La ancha tierra siempre cubierta con pieles de soles.
(Reyes habían ardido, reinas blancas, blandas,
sepultadas dentro de árboles gemían aún en la espesura).

Y de Arturo anotó Fernando Charry Lara: "No presentan sus poemas ese encadenamiento de imágenes que ha sido nota frecuente en muchos poetas de nuestra época. Su actitud ante la metáfora es de reserva: no la imagen por sí misma , creadora de mundos poéticos propios, creadora de toda posible poesía, como dió en concebírsela en obras de tan innegable validez como las del mejor superrealismo o la de Vicente Huidobro, pero cuyo ejemplo, seguido por otros, se agota a veces en medio de una acrobacia falaz, hasta caer decididamente en lo no signifIcante".

lunes, 23 de abril de 2012

EL POETA FRENTE A SU TIEMPO: SPENDER

"Stephen Spender participó en el coloquio realizado por el P. E. N. Club de la Argentina en octubre de 1962. En Buenos Aires escribió el poema cuya traducción al castellano se reproduce en las siguientes páginas.
Nacido en 1909, Spender cumplió nueve años al concluír la primera guerra mundial. Su juventud transcurrió en la incertidumbre que precedió a la segunda. Esa circunstancia, empero, no lo amilanó y rechazó el aislamiento de un universo poético cerrado. Algunos poetas que prometían mucho habían desaparecidfo durante el conflicto de 1914-1918; muchos sufrieron las consecuenias de los traumas bélicos y buscaron la seguridad en una falsa armonía pastoril. La generación de 1930, encabezada por W. H. Auden y Stephen Spender, volvióse contra el nostálgico pasado para enfrentar la realidad del presente; de allí la actuación de Spender en la guerra civil española..."
Están su autobiografía: WORLD WITH WORLD y sus ensayos de política: EUROPEAN WITNESS, así como otyros ensayos, abordado por quien firma este artículo -Miguel E. Dolan- que dejamos en sus apartes centrales así como fragmentos del poema arriba aludido: "En THE STRUGGLE THE MODERN, su último libro de ensayos recientemente aparecido  (h. 1962 n. de V.), dice Spender que `los poetas modernos se han hecho demasiado modestos y no deben refugiarse en un mundo privado sino intentar que su obra se identifique con el mundo exterior, al que con frecuencia temen. Deben escribir como los poetas de antaño, con idéntica mezcla de esperanza y desesperación frente a la historia´".
                                                                                    MIGUEL E. DOLAN


PRONOMBRES EN ESTE TIEMPO
(Fragmento)
Oí entonces las palabras: "Aunque
mueras en este mismo instante, o
vivas hasta cumplir mis años,
tu vida apenas es un pensamiento
que mella por un instante a tu mente
para olvidarse luego, al presentarse
Otro que dice `Yo.
Si crecieras tan alto
como Gog y Magog, los gigantes,
aún serías diminuto
como un trozo de migaja
del mendrugo que comen
sentados a su mesa
de Cenegal de Cambridge
como son ellos ante las montañas,
como son las montañas y es la Tierra
frente a la Noche toda."

"Y no obstante", pensé, "estas imágenes
son yo mismo. a  menos que naciera
con puntos luminosos convergentes
adentro de mi cráneo, y ellos
saborearan allí sobre mi lengua
sus nombres, el sonido de campanas
-Orión y las Pléyades-
los intervalos separados
arderían con luces que jamás
se alcanzaran las unas a las otras:
fríos mundos de fría muerte ensimismada".

La voz me respondió: "Tu ser
tiene los prismas de un cristal
suspendido en la noche y en las cuales
lo remoto y lo próximo se enlazan..."
(Tr. V.)

domingo, 22 de abril de 2012

EXPLICAR POESÍA

Dentro de la idea de que un poema no DICE sino : ES, el intento de explicación que de sus motivos o contenidos haga un lector, está en la posibilidad de crearse a sí mismo y como "otra" emoción a través éllos,  por sus sendas de imágenes, de palabras y de silencios, al cabo formas últimas de oír las voces interiores, que por sola presencia de la expresión poética son llamadas, convocadas y entregadas luego al callar de lo indescifrable...

Si la Filosofía inquiere por el Ser de los entes, en cuanto  dimensión y existencia; si la Metafísica lo hace por la Subjetividad humana, en cuanto a sus contenidos racionales, la Poesía lo hará por el ser humano, en cuanto signo y destino. Se entra con ella en el ámbito de la persona como diferenciada de las cosas, y a la vez como una urdimbre afectiva que está en capacidad de transmutarse en enunciados (irracionales,  lógicos o ilógicos),  por don trascendente  que otorgan los ritmos interiores del lenguaje,  por el poder de la aparición del Yo en la mente como imagen. En la Filosofía hay un saber de algo, en la Metafísica hay interpretar algo y en la Poesía una configurar ese mismo algo que está, al unísono en el pensamiento y en el (emoción y visión) sentimiento humanos: "Piensa el sentimiento, siente el pensamiento", aclaró M. de Unamuno.

Pero se entra con las dos últimas (Metafísica y Poesía) en el centro  del misterio, primero de la "persona" y luego del "habla" que se hacen y distinguen de la naturaleza por hallarse en el trazado de unos fines: Estética y Etica;  Creación de un objeto nuevo en la naturaleza, cuyo enigma se abre en el juego entre la tradición y la originalidad. "Originalidad", no se refiere a que algo aparezca como "nuevo", sino a que, ese mismo "algo", fracción o todo" se haga posible desde un distinto e inédito, aún imprevisible origen.

miércoles, 18 de abril de 2012

PIETÀ O LIED

Dos poemas (Ungaretti y Trakl), que preguntan desde un igual abismo: lo humano. ¿Dónde el don de Dios, o desde cuál paraje suyo un alma, vuelta espíritu, sabe que ignora la materia del interior humano, su destino y tributo, su expiación, gracia u oblación?

Todas las presencias, para el aliento y hálito de lo esencial, se revelan, invariablemente en recíproca acción: de amor y dolor, eros y tánatos,  o presencia o ausencia. "Al fin y al cabo, lo que importa no es lo que nos rodea, sino nuestras relaciones con ello". Carlile.  Sólo la Poesía supera el olvido del Ser: "Ahora tenemos que preguntar en qué relación está lo trascsendente divino con la conciencia" Danilo Cruz Vélez.

El cotejo de LA PIETÀ y de la CANCIÓN DE KASPAR HAUSER se hará  -y en el ideario de "La Vida Cotidiana", de Eduardo Cote Lamus-, se hará en la sesión del Seminario MONTE LU (Vida y Poesía), del sábado 21 de abril.

DE ESE: NO PIENSES: ALGUIEN TE PUEDE OÍR

No.
No pienses.
Alguien te puede oír.
                 José Regio

¿Quién... Desde dónde? ¿Y luego cuál, cómo y qué, a dónde, cuándo y para quién si desde tí?
                                                                                           J. G. M.

martes, 17 de abril de 2012

CANCIÓN DE KASPAR HAUSER por: GEORG TRAKL

KASPAR HAUSER LIED

El, en verdad, amaba el sol que baja purpúreo por la colina,
los caminos del bosque, el pájaro negro que canta
y el gozo de lo verde.

Grave era su habitar a la sombra del árbol,
y puro su  rostro.
Dios decía una suave llama a su corazón:
¡Hombre!

Quieta su paso halló la ciudad a la tarde;
la oscura queja de su boca:
yo quiero ser jinete.

Pero animal y fronda le seguían,
casa y jardín de ocaso de los hombres blancos,
y su asesino iba buscándole.

Primavera y verano y, tan bello, el otoño
del justo, su quedo paso
avanzando ante las oscuras alcobas de los que sueñan.
A la noche quedaba a solas con su estrella;
veía caer la nieve sobre  ramas desnudas
y en el corredor en penumbra la sombra del asesino.

La cabeza se hundió, plata, del no nacido.

Y anota Walther Killy: "El amaba el sol, los caminos del bosque, los pájaros: al comienzo se encuentra la imagen de la inocente naturaleza, en expresiones sencillas. Allí está su origen, allí vivía él, su mirada era pura, y como una suave llama -no como llama que consume- lo creyó Dios digno de aprecio... El  ¡Hombre! que Dios exclama se dirige al hombre, y esta poesía habla de él, del mismo modo como toda la poesía de Trakl tiene por objeto propio al hombre en este mundo... `El, en verdad, amaba el sol´, esto es el hombre. Su origen se encuentra para Trakl en la claridad, pero la ha abandonado". Dedicado a Bessie Loos y traducido por Rafael Carrillo.

lunes, 16 de abril de 2012

MONTE LU: ¿Seminario o Taller?

VIDA Y POESÍA:

  "Las palabras aisladas flotaban a mi alrededor; se congelaban  y se convertían en ojos que se fijaban en mí y, al mismo tiempo, sobre los que estaba forzado a fijar los míos, torbellinos que daban vértigo cuando la mirada se sumergía en ellos, que giraban sin detenerse, y más allá sólo estaba..."
                                                                                      
                                                                                Hugo von Hoffmansthal

domingo, 15 de abril de 2012

NOTA O NOTICIA

En la convicción de que tras ser modernos nos descubrimos como esencialmente antigüos, para el Seminario de Vida y Poesía  MONTE LU: - El BLOG que aparece, sólo como: ORDEN DE LA DESESPERANZA, y en el cual, tras el cristal de figuras y  asuntos medievales, se da complemento a los motivos consignados en VOCES DEL VIGIA, debe ser buscado con el artículo: "La". Esto es -y redundando-:  LAORDENDELADSESPERANZA.BLOGSPOT.COM. , en cuya última entrada, por cierto, se citan las figuras del los Caballeros:  Cifar, Oliveros y Artús, como asociación y mirada a las versiones que del Seminario nacieron al oído del poema La Pietà, de G. Ungaretti.

Ello por la validez, de excepción siempre en el "dolorido sentir" del horizonte de toda anécdota humana, con sus emoción, vuelo y  urdimbre de voces y ecos interiores. Así, durante el lapso del Seminario, atentas  al ajeno trazado de voces nacidas de lo solamente exterior, o aquello ajeno que por fuerza del reino de la necesidad, un "habla" desde lo escrito, que hemos de apropiarnos con el dibujo de las letras de unas palabras sobre una hoja cuya materia viene de añosos bosques, y en ejercicios -consignados por el BLOG- de los posibles asistentes.

sábado, 14 de abril de 2012

LECTURAS DE : LA PIETÀ, EN MONTE LU (Seminario: Vida y Poesía))

El poema LA  PIETÀ, de G. Ungaretti, hace, en sí mismo, una sucesión de preguntas que llevan al lector a un único preguntarse suyo e interior, de cara al Absoluto o a Dios. Tras su lectura, el acento va poniéndose cada vez con mayor énfasis en la desprotección humana y en la final ausencia de certezas. Es una ausencia de sendas, y no obstante un deber ir casi a tientas e inevitablemente hacia algo. Entra el juego del tiempo en sí y dentro nuestro como fuga y transcurrir entre alegría y zozobra... Aquí aparece el preguntar por "la espera". Las palabras, con el silencio de las imágenes, dan ser, y aún nos indican el paso de ese ser a un hacer y a un decir...
Así mismo, se da un oscuro haber llegado el propio espíritu a un estadio no sólo sin Norte, sino en  medio de un vacío que es llevado aún a las pabras del poeta, aunque a su lado está la caridad. Se vuelven los ojos a una  "piedad", en la cual parece no hallarse guía ni consolación, sino un acentuarse de la propia conciencia y del dolor más íntimo e incomunicable. Pero el sólo nombrar sigue preservando toda opción de sentido:

"Entrega su inutilidad, su no sacrificio. Nadie escucha. Sin lugar, ya no es un darse. Nadie hace el lugar posible. La palabra sin lugar, para el sacrificio, es vana palabra, inútil. No hay lugar para el SÍ de una respuesta. Nadie responde al llamado. Queda el poema".
                                                                            Claudia Díaz Toledo

"PIETÀ: contemplación; ante lo que se contempla, no hay una solicitud de algo, sino una pasividad. La pasividad es espera: que "algo" de afuera venga... La Pietà deja abierto todo y cierra también todo; nos hace libres y nos encarcela.
                                                               Catalina Laserna.

"En la debilidad en mí de proseguir la ruta que Has trazado, la ingratitud que en medio de una noche hice ascender hasta el orgullo, muriendo en vano cada día y cada día postergando Tu regreso... Cansado ya del sufrimiento ¿cómo seguir viviendo, cuando comienza ahora realmente el sufrimiento?"
                                                                                             Felipe Vaughan.

"No saber; habría en ello un sacrificio? El poema queda en el nadie de nuestro nombrar. Se exclama y llama:
un hilo de luz hace la herida inútil. ¿La hace inmovil? ¿Qué viene de fuera, qué viene de dentro, cuáles las líneas de la superficie?"
                     Jaime García Maffla.

viernes, 6 de abril de 2012

G. UNGARETTI: LA PIETÀ

1.
Soy un hombre herido.
Y me quisiera ir
y llegar finalmente,
piedad, donde se escucha
al hombre que está solo consigo.

Sólo soberbia y bondad tengo.
Yme siento exiliado entre los hombres.

Mas por ellos padezco.
¿No sería digno de volver en mí?
He poblado de nombres el silencio.
¿He hecho pedazos corazón y mente
para caer en la servidumbre de las palabras?
Reino sobre fantasmas.
Ay, hojas secas,
alma llevada aquí y allá...
No, oigo el viento y su voz
de bestia inmemorial.
Dios, aquellos que te imploran,
¿nada más que de nombre te conocen?
Me has deshechado de la vida.
¿Me deshecharás de la muerte?
Tal vez ni  de esperar es digno el hombre.
¿Se agotó hasta la fuente del remordimiento?
El pecado qué importa
si ya no lleva a la pureza.
La carne apenas si se acuerda
de que era fuerte un día.
Está loca y gastada el alma.
Dios, mira la flaqueza nuestra.
Quisiéramos una certeza.
¿Ya ni te ríes de nosotros?
Y compadécenos, pues, crueldad.
No puedo más de estar emparedado
en el deso sin amor.
Muéstranos un rastro de justicia.
¿Cuál es Tu ley?
Fulmina mis pobres emociones,
libérame de la inquietud.
Estoy cansado de gritar sin voz.

2.
Melancólica carne
en la que un día pululó el contento,
entrecerrados ojos del despertar cansado,
¿ves tú,  alma mía demasiado madura
lo que seré cuando caiga en la tierra?
En los vivos está la calle de los muertos.
Nosotros somos el río de sombras,
Y ellas el grano que se abre en sueño,
suya es la lejanía que nos queda,
y la sombra que da a los nombres peso.
¿La esperanza de un túmulo de sombra
y nada más es nuestra suerte?
Y tú, Dios, serás sólo un sueño?
Al menos un sueño, temerarios,
queremos parececértenos.
Y parto de la más clara locura.
No tiembla entre nubes de ramas
como los gorriones matinales
al filo de los párpados.
En nosotros está
y languidece, llaga misteriosa.

3.
Esta luz que nos hiere
es un hilo cada vez más sutil.
¿Ya no deslumbrarás tú, si no matas?
Dame esta alegría suprema.

4.
El hombre, monótono universo
cree ensanchar sus bienes
y de sus manos afiebradas
no brotan más que límites sin fin..
Sobre el vacío, asido
a su hilo de araña,
no teme y no seduce
sino a su propio grito.
Repara la ruina alzando tumbas,
y, para pensarte, Eterno,
no tienes más que las imprecaciones.
                                        G. U.

miércoles, 4 de abril de 2012

CREADOR DE POESÍA

Es y no lo es; está dentro de sí, y está fuera de sí; lleva consigo su atado de afectos, su propio eco que ruega y construye, su propia voz que llama y aleja. Sabe que sólo puede aquietarse -sí, detener el paso y aguardar el paso de cada instante por sobre las huellas de su sueño en su alma- Calla:

No.
No pienses:
Alguien te puede oír...
                         J. R.
 Si algo dice sería falseado o por decirlo sobrevendría a él el cansancio y la desilusión, como figura de un no aparecer pleno. Iría, de creer, a la Ciencia de la Cruz, y aún en descreimiento. Sólo esa figura del Crucificado como, desde lejos, un Ideograma del más Lejano Oriente; La Cruz como un Caracter chino antiguo e indescifrable.
"Al pie de los collados de la tarde
va un agua clara
de color de aceituna.

Y llega al breve fuego sin memoria..."
                                                    G. U.
La mención a la Cruz puede desviar al hombre y su drama, vivido desde sí y entre sí mismo, hacia sí y sólo para él es es su conciencia. Bajar su rostro al santuario de sus manos, para al cerrar los ojos, ver y oír, sentir la hoja seca del tiempo que se desprende de sus párpados:
"Descendemos en la noche
mientras otros suben con el día,
y el Juego Divino continúa.
Igual que algunos se abisman en la tristeza
y otros tocan desde lo alto de su alm la la serenidad..."
                                                        P. de la T. de P.
Saber de nuestro espíritu solo en una palabra, que desde el alma ha callado por la luz. Si se respira se está en la certeza del aire, como hierba donde ha sido sembrada la anémona del Ser. Lleva las manos a sus labios y sigue los sonidos de las calles sin  rostros. él no está y sí está y no le es dado hacerlo saber. Mira hacia afuera:
"La tarde...está encantada y tiembla,
pero entre el corazón de la tarde hay
sin cesar una herida roja y lánguida".
                                                 D. C.
Su voz, las voces, aunque no de alguien, de nadie que se oyen ¿hacen de compañía, comprenden o comparten o consuelan? Del  otro lado de la ventana hay vidas y dramas, desolacions y envanecimientos, alegrías y lástimas de haber llegado...: Si todos supieran que la tristeza y prisa de morir es para volver al abrigo de su aldea...: "El primitivo y el niño, el místico y el poeta llegan a vivir en un presente eterno, fuera del espacio y del tiempo", R. dè R.

 Pero: "Ninguna palabra iguala al pensamiento. Ningún pensamiento iguala a la verdad. La palabra aproxima a las superficies. El pensamiento se contruye con palabras. La verdad habita en el abismo. Sólo permanece en la verdad aquel que guarda silencio y por prudencia deja de pensar"
                                                                                                 L. del V.

martes, 3 de abril de 2012

HÖLDERLIN: I, II, III, IV.

I.-
1. Poetizar: la más inocente de todas las ocupaciones.  2.- Y se le ha dado al hombre el más peligroso de los bienes, el lenguaje...para que muestre lo que es.  3.-El hombre ha experimentado mucho. Nombrado a muchos celestes, desde que somos un diálogo y podemos oírnos unos a otros.  4. Pero lo que queda, lo instauran los poetas.  5.- Pleno de méritos, pero es poéticamente como el hombre habita esta tierra.

                                                                   *

II.
Cuando el ritmo se convierte en el único  y solo modo de expresión del pensamiento, sólo entonces hay poesía. Para que el espíritu se vuelva poesía debe llevar en sí el misterio  de un ritmo innato. Sólo ese ritmo puede vivir y hacerse visible. Y toda obra de arte no es sino un solo y mismo ritmo. Todo es ritmo. El destino del hombre es un solo ritmo celeste...

                                                                   *

III.
¡Ser uno con todo lo viviente! Con esta consigna, la virtud abandona su airada armadura y el espíritu del hombre su cetro, y todos los pensamientos desaparecen ante la imagen del mundo eternamente uno... Creemos que somos eternos porque nuestra alma siente la belleza de la naturaleza. Si alguna vez faltaras tú de ella sería fragmentaria y ya no divina y perfecta. No merecería que le entregaras tu corazón si tuviera que sonrojarse de tus esperanzas...

                                                                   *

IV.
Cada día salgo para una búsqueda nueva.
Ya exploré todas las sendas de esta tierra
Y esas frescas alturas y esas sombras y fuentes,
Pues mi alma, desasosegada, vaga
Por montes y valles implorando sin descanso,
Así como el animal herido
Se acurruca en la sombra
Donde antes, en los mediodías, descansaba.