miércoles, 27 de febrero de 2013

DEL MÁRMOL A LA PREGUNTA Y AL SIGNO: SONO UN UOMO FERITO, G. U.



EL YO:  UNA DE LAS ENSOÑACIONES DE LA VIDA... O DIOS COMO ENSOÑACIÓN...
                             (DEL SEMINARIO VIDA Y POESÍA; MONTE LU)

Lo vago, lo intangible y carente de límites, va hacia lo tangible, hacia lo concreto cuyos límites, por asibles , no pueden evitar ir su destrucción. Una presencia no son ni su materia ni sus líneas en el espacio, sino la Iluminación que desde su centro, invisible siempre, haría posible...Así, unida a la configuración de un bloque de mármol,  LA PIETÀ -poema  italiano leído en las dos sesiones anteriores del Seminario VIDA Y POESIA, MONTE LU-  no invoca: increpa, interroga a algo que ha sido dejado (si es,en el límite del Absoluto, Dios alguien imaginado...) e invocado desde un abismo, con todo cuanto es y hace al abismo. No puede exiliada la voz de sí misma, retornar a la existencia de cuyo aliento fuera desde la ansiedad lanzada y, transmutada por la lengua toda y una sola palabra en: LA PREGUNTA. Un verso de La Pietà:

E tu non saresti che un sogno, Dio?

 De ÉSTA, (en sus tres líneas) a la honda formulación de Chantal Maillard acerca del  "Otro Preguntar", venido -por antiguo- de la Razón Poética acuñada por María Zambrano. Contemplar por imaginar. Ver por decir, como llamar por ser llamado. De la "Experiencia y ser Poéticos" a la Expresión y el decir de  La Poesía, cuando desciende hasta el poema... Allí o así,  y desde:  la sola parábola de la vivencia que se da en el callar, como la experiencia en el ignorar y el interrogar vacío entre lo vacuo, va a la aventura de toda incertidumbre. Tanto el "qué" como el "quién" preguntan, éste en la imposibilidad de un regreso a sí mismo y de un "para qué", y aquel en el dibujo de una guirnalda entre despojos. Es también el Pensamieno Débil. No se responde la pregunta sino a "quién" pregunta en cuanto nadie...

¿Hacia el cuerpo poemático? Para C. Varona N. "La historia humana es la historia de sus sueños. Pero no en la manida acepción incesantes ilusiones y deseos, o no sólo en ésta, sino la historia de esas otras visiones  que en la oscuridad y a media respiración, a medio latido, nos atraviesan sin dejar huella. Así, el desarrollo de la imaginación del hombre, desde el relato mítico y profético a la tragedia griega, y de ésta a la novela y el diario-confesión, corre paralelo a la mudanza de géneros que para María Zambrano encarna el desarrollo de la propia humanidad, que no es otro que el de sus vivencias en la soledad del reposo, en la vastedad de la mente liberada de las riendas del yo razonante".

Ese Yo está hecho de círculos el él mismo ha trazado en torno a sí, sin comienzo ni fin y que paradójicamente van cerrándose si nos cercamos a su línea infinita. Este círculo tiene en su cima escrito el POSEER; en su lado izquierdo (derecho desde nuestra perspectiva), el ESTAR DEJANDO DE POSEER; en la parte inferior EL YA NO POSEER, y de nuevo en ascenso, el IR HACIA UNA POSESIÓN. Sólo que estos cuatro episodios y a la vez puntos del círculo, se dan porque se mira hacia un afuera,  cifra de Contemplación para salir  del cerco de ese círculo, mientras que, si se está en su centro, éste vuelve a hacerse esencial al quedar sólo como un Significante  frente a la "rotación". Así en  el poema de Juan Ramón Jimenez: CONVEXIDADES.

Vuelve el cielo su espalda,
vuelve su espalda el mar, y entre ambas desnudeces,
resbala el día por mi espalda.

Lo que en el día queda,
es lo que dicen todos todo.
Nuestros tres pechos ¡Dios! están abiertos,
contra el todo de todos,
a lo que ignoran todos,
¡hacia todo!

martes, 26 de febrero de 2013

NO DE DECIRLO

DE IMPROVISO, LOS ÁNGELES,
DESDE SUS ALTOS NICHOS
DE MÁRMOL ME MIRARON TRISTEMENTE...

He de hacerlo -de componerlo. Es composición, collage-, no de decirlo, en versos y al modo de Galicia... ¿Hubo un canario allí, bajo la marquesina de cristales de niebla y el tejado con altas ramas nacidas en la desolación? Sólo el sol todo oro blanco por sí solo y por todo, desde el Todo en fragmentos de lozas hacia esa oculta, oscura, cama -lecho final- de barrotes de bronce en la habitación sin ventanas, salvo, arriba, en la madera, una rejilla que lo sabía todo...

Y en esas calles
Siempre las de siempre,
Hacia abajo inclinadas, hacia
El campanario por aún reconstruír,
Si, en el fuero o márgenes de El Sar,
Que eran en ellas su conciencia y la mía.

Amaneceres. Se salía del estrecho portón, tras aquel inclinado zaguán, a cuya derecha estaban las obras de arte (a puerta clausurada), y en el centro, en el patio, la fuente mandada a hacer en las canteras de un cementerio. ¡Ay! Para seguir "...el vapor que sale de las narices de un caballo...!

Calles, una,
esas y aquella aún,
Ya en la avenida de los ajusticiados
Mas con el cielo limpio, claro, bajo el sol
Y entre unas palabras en silencio,
Aquel silencio entre unas palabras: hacer nada
"Y nada más que nada..."

Mario, Rosalía, Francisco, Jaime, quien compone a su pesar... ¿A qué, desde dónde hacia donde: ¿"...qué futuro saludas? Quieta está la luz en los brazos de un tiempo que no es ya -tras de la edad- linea alguna sino un último círculo. Y se alzan los ojos... Y se calla, y al callar sí se dice, sí se lo dice todo en un golpe de silencio a un Dios ocupado en otras cosas: "Guarda para tí solo tus oscuras caídas, tu pequeña miseria...Esperando el momento de borrarte definitivamente". Lo hizo, pero antes pidió perdón: y sí, que "...todo es posible en el sueño menos el engaño". Si es que nunca fué dicho por sabido, y si sabido por no haber sido dicho sino con los lentos movimientos de unos rostro y cuerpo y traje siempre iguales... En el vano vaivén que agitó sus pensamientos:

DESDE MIS VENTANAS VEO
EL TEMPLO QUE QUISE TANTO

"El templo que tanto quise...,
pues no sé decir si sún le quiero..."

Mas ¡Ay! Sólo poder...

"...dudo si el rencor adusto
vive unido al amor en mi pecho..."
                                          (Desde y en "esta" orilla...)

lunes, 25 de febrero de 2013

SER DEJANDO DE ESTAR...

O: SUFFLE.

Aliento, conciencia de sí, por vías del sentimiento; saber efímero y eterno de nuestra estadía en el SER. No una "estadía", como en un  recinto, sino un "fluír": Nube en el firmamento que cambia de líneas o figuras hasta su desaparición. Y así, entonces, el tiempo lleva a la transmutación: "Ô mois des floraisons mois des métamorphoses" L. A.

Amanece
Entre los mismos tonos
De un crepúsculo, y por ellos
Todo saludo se hace una despedida,
Todo recibimiento un adiós...

¿Está en las posibilidades de comprensión de la razón?

Quand tu nages de branche en branche
Ton suffle monte du feullage,
Et le ciel, aux clairiès d´eau,
Tremble cans l´or de ton sillage... R. G.

Este "sillage" es la misma estela que dejan en nuestro iris las nubes cuando han pasado ya, cuando ya no las vemos pero están en nuestro firmamento interior, si nuestros ojos permanecen vueltos hacia el cielo. Es la fugacidad de toda espera como el vértigo de toda quietud...Por la Poesía, todo "acto" retorna a su "potencia" o posibilidad de darse en cuanto acto, y todo acto es un estado interior, de alma y emoción, de sensibilidad y de contemplación.

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar
que es el morir...J. M.

¿Vidas por horas, y éstas por palpitaciones que dicen  de "otro" dar en la mar, en otra "mar"? Sólo la espera de esperar y de estar esperando entre los brazos de esa misma espera que al darse y ser ha dejado de estar. ¿Cómo hallarnos, si "Alguien" nos ha soltado de la mano cuando con él caminábamos seguros por las ajenas calles del no-saber quién ni qué se es? ¿Cual la materia de una confianza si se nos dice que no hay más refugio que el vivir según las propias fuerzas, solo y por sí, para ir a los otros?

De este ser
que soy sólo me llega
el aire amigo de lo invisible,
tan invisible como el aire mismo
que viene hasta mí otro ser desde éste mi ser...

jueves, 21 de febrero de 2013

UNGARETTI: LA PIEDAD

¿Exégesis a una y toda  vida humana...? Versos -que exclaman, aman y preguntan-  desde las cuatro secciones del poema, en esbozo y lazo analógicos (no sucesivo) de sus motivos capitales (que es UNO), para las sesiones de los días 22 y 23 de febrero  del Seminario: VIDA Y POESIA (Experiencia Poética  desde el Monte Lu).

Quisiera este poema, como único en la obra del autor, abrazar y fijar y aún dar explicación de la experiencia humana toda en su fondo más esencial, secreto e íntimo, para elevarse a una espiritualización del sentimiento (otro libro del autor se titula: SENTIMIENTO DEL TIEMPO) que se traslada, con el propio destino, a todas las presencias que rodean y llaman en su agonía a nuestro inmediato y fugaz ser, en su condición de "...uomo ferito", que viaja como solo norte de Sentido a donde "...dove si ascolta l´uomo che è solo con sè".

Allí, al oírse, vendrá el horadar en la esencia de nuestra alma con el frágil y a la vez acerado utensilio de una sola palabra pronunciada; al hacerlo, su inmediato significado saltará a la dimensión distinta de las asociaciones, de la evocación, así como de todo instante futuro. ¿De dónde su "andare"? "..mi sento esiliato in mezzo agli uomini..." Pero este exilio es también unión: ":

"Ma per essi sto in pena,
Non sarei digno di tornare in me?
He popolato di nomi il silenzio.
He fatto a ezzi cuore e mente
per cadere in servitù di parole?

Si se va a poblar el silencio de nombres, es porque antes ese silencio nos ha nombrado desde su mismo seno, haciéndonos de su materia indescifrable. Sólo será, entonces, estar consigo entre lo incierto:

"O foglie seche,
anima portata qua e là"

La más eterna sustancia del hombre es melancólica, "...occhi socchiusi del risveglio stanco..." Cansancio del despertar, con la mirada tan entreabierta como entrecerrada, aunque vuelta en esa fracción de instante ya hacia el tiempo y la conciencia todos. Nada dice el poema que no haya sido dicho ya antes de nuestro ser o de nuestro venir -ser traídos- a la existencia y a las palabras. La trascendencia luego:

"Dio,guarda la nostra deboleza.
Vorremo una certezza..."

¿Acaso es el SER, el ABSOLUTO o la DIVINIDAD quienes están delante de nuestra exsistencia, y son por ella confrontados?Una pregunta cuya respuesta está en el ansia no del preguntar mismo, sino de quien pregunta; También en ese preguntar en cuanto movimiento que se ha despojado y ha sido separado. ¿Y hacia dónde iría el poema si no es, no a una creencia sino a la alegria y al dolor de una pureza?

lunes, 11 de febrero de 2013

OFICIO, 15-16, Feb: POETA - SU PALABRA:...Odeti: nostre parole piange...

(A deshilvanar en días 15 y 16 de febrero, Seminario: EXPERIENCIA  POÉTICA (Monte Lu).

PUES QUE -¡Ay! fatalmente y sin salida
Les mains tremblent sous la lampe où le papier blanchit...: Pierre Reverdy.                              
                                       

L A S  Q U I N C E   L E T R A S
                   
                                                                    *
Nunca mais será preciso usar
a couraça do silêncio...: Thiago de Mello.

Interiorización, Armadura de palabras (sic) pra ò sentido dentro del sentimiento hecho decir, habla, lengua poética o trascendente a su materia y desde nuestro estar, siempre aquí como aquí nunca en. OS ESTATUTOS DO HOMEM

"Palabra necesaria"...: La luz que más inventa...
en: Jorge Guillén,  y atrás pronunció, que:

He visto en los jardines tales Junios sin hombres
Que mi voz necesita decir, entre los nombres
Celestes de la flora,
Alguno que al sonar me restituya
La Aurora...

Legeiro de dicer... Alf. X
Decir de ecos de  nieblas, que tras oírlos y verlas -así los riscos en el Monte Lu-  se olvidan...¿Por cuál razón anterior a nuestra existencia, vamos -al ser llamados- en busca de las palabras de un poema? Si al alguien descubrirse Poeta, busca el Poema, pero son las palabras futuras de éste las que  lo hallan y acogen, en sino y exorcismo del misterio de una fuerza, sobre el cual -ya pronunciado voz y modulación como destellos-   no cae el deterioro del tiempo: es, fronda de la dicción: EL SER...: prendre au mot...

cuál, pues, el sentido de esa fuerza,
mitad imagen, cálculo y palabra? Gottfried Benn

Por la llama de voces de los ecos,  el mundo en torno, alienta también dentro nuestro, y hacen dos indicaciones contrarias, señales que se cruzan, a veces ignorándose y a veces hiriéndose; excepcionalmente dialogando, y de hacerlo, es en el escenario de un verso, aquel que hayamos podido componer, a través nuestro, en contra nuestro o a su propio dictado, si escribir es abrirse a las voces...Su palabra al poeta que se esconde tras ella y ella lo delata... Plabras así alas de las lilas plantadas en labios tan livianos como toda palabra... Dilas por decirte, dilas que son tú...

Nos rodea la palabra
la oímos
la tocamos
su aroma nos circunda
palabra que decimos
y modelamos con la mano...: Aurelio Arturo

y:

Como los labios de un niño, explicó,
como la arena y la espuma..: Amir Or
                                       
En el ascenso se desciende; al descender se va insensiblemente ascendiendo, hasta que uno y otro se cruzan en el centro inexistente...Sementera, Semillero, Seminario -"in sieme"-...EL MONTE LU EN LLUVIA Y NIEBLA, de Chantal Maillard.

la MEDITACIÓN Y LA RAZÓN POÉTICA en la ejecución o ejercitación en el arte del lenguaje del poema, que conocemos por la tradición de nuestra lengua, SI el lenguaje es: el "puesto del hombre en el Cosmos"; así mismo en nuEStro Cosmos y en nuestras constelaciones íntimas.

 Hay lugares propicios; para el BLOG:  VOCESDELVIGIA, que remite a la sucesión de instancias e instantes compartidos, vividos en vibración al unísono, estado, conciencia y acto, de las estaciones u horas de trabajo o meditación, aún contemplación de lo interior, en los círculos SEMINARIO MONTE LU... Risco, Riesgo Ascenso, Azar y Ámbito... Ejercitaciones en la tensión del íntimo sentir para que la imagen se abra a nuestros ojos. Para ser luego transladada a la composición. DEL AIRE A LA MANO; DE LA MANO A LA LETRA; DE LA LETRA A LAS PALABRAS (Lès Mots); DE ESTAS AL POEMA POR EL POETA...DEL POETA A QUIEN MIRA Y SIGUE Y DICE LAS PALABRAS DEL POEMA...

Solitudine o actitud de Obra y actitud de Arte, como la urgencia, no anecdótica, del don de nuestra secreta urgencia de EXPRESIÓN:

...De todos los secretos blancos, negros,
concurre a él en eco, enamorada,
plena y alta de todos sus tesoros,
la profunda, callada, verdadera
palabra,
que sólo él ha oído, oye, oirá en su vigilancia...
...destino, llama, olor, piedra, ala, valederos,
vida y muerte,
nada o eternidad: palabra...: Juan Ramón Jimenez

El poeta colombiano Eduardo Cote Lamus tituló uno de sus poemas-poética: EL ACTO Y LA PALABRA QUE LO NOMBRA, haciendo extensivo lo poético a todo lo humano: labios, actos, elevaciones vacuas e inmemoriales que son SIGNOS efímeros. Una palabra nos ha pronunciado desde la Eternidad, el Verbo no encarnado, descarnado, inerme y también desde antes de sí mismo pronunciado: WORTE!!!

CADA PALABRA:
Cuando la muerte es inminente, la palabra -cada palabra- se llena de sentido. La sentimos nacer al fin grávida, indispensable. Esplende lo que por años había sido nuestra duda: su fasto, conquista del mundo. Nombramos la centella que nos mata: el  mundo es una palabra . No hay tiempo entonces qué perder y esta experiencia última, única nos resarce de toda patria...: Jorge Gaitán Durán

Para: Seminario: EXPERIENCIA POÉTICA (Monte Lu): viernes 4-6 p.m. sábado 10-12, p. m. Tels. 3016172423- 3144751414; 7522983,

Sea así:
-Ein gutes Wort entsrömt dem Herzen...
-De mon coeur jallit una parole harmonieuse
-Desde mi corazón brotó una palabra armónica
               De:
                                         Edith Stein





domingo, 3 de febrero de 2013

DESAMPARO

"Y-ÊS A NOITE Y ÊS AURORA"

Lejos, muy lejos... No iré, xa non iremos: Alma, ¿nacida pra chorar...? Alma, la mía alma, miña yalma...Virxen d´o Carme. Si es que Te invoco: de os nubeiros, líbrame... ¿O la Poesía?...

POESÍA...Acógete, a tientas -y pr´os meus doores-, al sufrir, -acogerme´-hé- a un haz de palabras?  Sean de tu ajena Cantiga... Ellas, desde la hierba, tal vez te han oído, cuando, acaso por momentos, has buscado tu único,dicer,  decir, el que señala hacia la por tuya senda, de una íntima y sin habla -pues viene de tu sola certeza-,  verdad de la Saudade o el Desconsolo para toda sonrisa. O por consuelo, que te repetía: ¡Ay!, vai valeiro; non leves pan nin piedra...

Consolación entre el desamparo, aún por conrt´e couta. Ya no debes reír -sólo ve, sólo sé-, no el llanto ni el llamado -poida que non me creades- como,, coitado lo hacías antes de la noticia de esas palabras  que al falarte te dicen que calles, para que las consignes en algún olvidado papel de otro ayer con su, por tuya ya,  doce malenconia... Unas manos de aire en el tiempo que cerca tu mirada; una mirada al tiempo en tus (que desde tí,  alguien, algo, o lo desamparado pueda encontrarte a poesía)

.. manos para que él -xa ellos- te dicte, dicten, esas, tus palabras. Busca; mira que así el sólo buscar es haber ya encontrado; es entregarte al vuelo de lo eterno en lo efímero. Aguarda -tal vez te dicen- ya vengo, no te muevas de este instante, amiga d´os que sofren. ¿Cera o lejos o tarde o aún ahora?Tarde es ya -¿tarde es?-, no se ha hecho aún tarde, qu´e  a chorar torno...Sólo un día...¡Porque vivir non podo, neu morrer!

Un día deixabas-te, dejarte, déjate... Y en ese haz de palabras de niebla al cual vas a abrazarte, olvídate -si te entregas- para ser encontrado...Lama...Atiende, que te llaman; haz un alto descansa d´ista camiñata longa. Tuya es, alma, por tus palabras por la senda de un verso, u poema , cada sílaba o lágrima o caricia, que de dicen: palabras, estrofas que acogen a tí y esa es tu deuda, tu amparo: tu no decir, tú: fonte de consolo...

Nada dir, Naide é:: sólo tus voces; haz que ellas te busquen, te llamen, te nombren... Longe tocan as campanas. Lejos, o rayo d´a lua.
                                                                                                   
                                                                                   J. G. M.