jueves, 10 de diciembre de 2015

CARGA...

                                       ...DE LA CABALLERÍA LIGERA

No lo es de nada, pero sí  del regreso de la mente a sí misma,tal la ola que, ya espuma, regresa a la mar, luego de haber dibujado los mapas del limo en la arena.

Espera no ya en vida...Es rosa entre los arrecifes de corales,  los amigos del aire que roza sus mejillas en los atardeceres:

Voz que dice
Y decir que delata una voz,
O delación que ha dicho el No-Decir.

También las redes de un débil pesquero en la orilla de piedras o de juncos:

Flores, un ramo
Que ha sido dispuesto
En un vaso de cristal para peces.

Antes que éste la mamo enviada
A disponerlo, la que ha abierto
Sus tallos para así transcribir en su palma las líneas del destino.

Al mediodía esa meditación acerca de "nada" ha trasmutado al meditador en "nadie", y por ello en él habita. las constelaciones...Cruz de un velamen. La mano del destino de unos pétalos y de una de las cargas de la Caballería Ligera.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

LÍNEAS

                                         ¿CUAL?

Una sobre la otra...
La ha ocultado, pero así las horas y los párpados.
Líneas que ascienden y descienden,..

Sí,
Se aguardarían
En sucesión,
En superposiciones que
Se ocultan,
Pues el protagonista
Del suceso es  un cristal..

¿Dónde si en sucesión de la quietud?...un prisma, convertido en una única y sola línea que esconde a otras infinitas. Entonces es el tiempo ajeno ya de lo temporal todo:

Manos que
Limpian el vaho
De ese
Cristal cerrado que se abre,
Se espera, sí, al ir hacia sí
Al ser protagonista de algo "otro"...


¿Cuándo y cuanto, cómo y cuál ese qué era desde siempre  el dónde?