martes, 26 de abril de 2016

LA PERSONA HUMANA

                  PARA: DIÁLOGO SOBRE LA EXPERIENCIA HUMANA
                                                 

La persona, el ser humano, ha sido situado en la línea divisoria entre lo material y lo inmaterial, lo físico y lo afectivo, lo visible y lo invisible...De un lado está aquello que desde el mundo lo acompaña o se le opone,y de otro lado su interior, que cae en lo inexpresable. En el mundo están las finalidades y la ocupación, y en el espíritu están la gratuidad y el imperativo de esencialidad para su vida. Acción en el primero y contemplación en el segundo. Y es en el espíritu en donde se halla el suelo fértil y a la vez dramático del preguntar y del preguntarse, del No-saber y del misterio o de lo indescifrable de realidades o episodios como la vida misma.