domingo, 30 de octubre de 2016

UN CAMINO

                                     ¿COMO SE ESTÁ EN ÉL?

Se inicia un camino...Iniciarlo. Será un primer paso que viene de atrás, que todavía no mira hacia adelante, sino sólo está allí, sobre las secas hojas que han caído en él -sendero que es del afuera y del adentro-, húmedo todavía por las gotas de una lluvia de siglos y del llanto.

 No se lo mira sino se lo siente; mas bién se es por él mirado entre altos árboles que en su silencio guardan el secreto de origen y destino; en cuyas ramas el viento mece nuestra ancesrtal y siempre actual ignorancia de todo: rumbo y norte. Acaso sí se sepa o sienta aquello que quedará atrás, o que, quedando atrás será lo todavía por recorrer en interpretación o en explicación.

Tal vez el canto de algún ave quiera indicar el rumbo, tal vez la niebla que se dibuja entre los farallones próximos pero inaccesibles, como lo es nuestro palpitar íntimo, la savia y esencia de nuestros seres en el desamparo. Tal vez sea el camino el que haya de iniciarnos en algo, si es que se trata siempre de una iniciación que es no saberse.

Y la mirada, pues somos mirados desde la exactitud de lo incierto,  que oye la luz, como la luz da noticia del tiempo: nuestros párpados convertidos en en el más íntimo de nuestros pensamientos. Se alza el sol, estará en lo alto, descenderá y vendrán las sombras. Tal vez en medio de ellas el camino se haga iluminación...

miércoles, 19 de octubre de 2016

VERSIONES

                                             EN VISIÓN

Desde una página escrita puede verse el tiempo...

Desde
         Una
                 Página
                            Escrita
                                        Puede
                                                 Verse
                                                            El
                                                                Tiempo
                                                                               ...

Caer como una lluvia oblicua llevada por el viento. Nombres de seres que ascenderían hacia su sólo estar cayendo oblicuamente, en ascensión hacia algo como un sereno ser.

Blanco de esa página antes de ella misma escribirse en ausencia de la mano que en su palma lleva la conciencia.

                                                                                                                       Tiempo
                                                                                                                  El
                                                                                                        Verse
                                                                                              Puede
                                                                                   Escrita
                                                                       Página
                                                               Una
                                                    Desde

¿Alguien que al ascender de la lluvia se la dicta al tiempo en su regreso? Lo nombrado por otro ser descenderá hacia su elevación, también oblicuamente por el temor. Nombres entre el blanco de la mano que lleva en su palma las ausencias, las faltas, lo oblicuo de la razón que deja entre sí a sí misma en su espera...

domingo, 16 de octubre de 2016

RAMAS

                                           TOCAR A DIOS

Hay, en los arbustos bajos, ramas que dialogan con la hierba, y llevan la voz de las pisadas hasta el cielo, y en el cielo hay nubes que descienden a la tierra para llevarle los ecos de las alas de los pájaros, que traducen las sílabas de un viento suave por el cual a el Profeta Elías se le identificó Dios..Y Dios está en el interior del ramaje de Otro Dios que sí es el verdadero por habitar en lo inalcanzable de la mano del hombre. Pero si un hombre hunde la mano ese ramaje y encuenta a Dios, descubre que el que estaba allí no era el verdadero, ese que de todas maneras tiene que mostrarse como viento y nada más que viento como movimiento del aire...

Entonces es el el aire donde estará el Dios de verdad, pero al ser de Verdad deja inmediatamente su puesto a aquello que no puede ocupar ningún puesto, es decir  Dios...Este sí, el Dios único, ve como su puesto está vacío de Él mismo, y se cambia al lugar de unas manos alzadas al firmamento que cubre la fronda de los árboles más altos, el mismo desde el cual viene la lluvia haciendo en sus líneas las del rostro de Dios, en cual, por supuesto está, no puede contemplarse al estar atento a trazar su camino entre el cielo y la tierra.

Lluvia que cae sobre la hierba donde unos pasos iban hacia Dios, sin saber que la senda verdadera no es recorrida por paso alguno sino por el caer del agua cuando asciende o en su descender cuando en virtud del viento vuelve a ser alzada a todo firmamento.

jueves, 6 de octubre de 2016

HABITACIÓN

                ANTES DE QUE AMANEZCA

Entre emociones,
creencias o nieblas encontradas,
Entre los sentimientos
Así el hilo que desde el corazón los une...

Desde mí o desde nadie
Ese el nadie que hay y es este
Que en mí habita en desalojo de mí
Para el nuevo huesped que yo mismo he de ser.

Habitación mi alma
Sin paredes ni espejos ni imágenes
Ni puerta ni ventanas o una luz encendida,
Ni estanterías de libros para nunca leer,

La mesa  allí
Que adornan objetos interiores
Y que espera el ser puesta en las mañanas,
Al mediodía, en las noches,
El ir a ella a solas entre el silencio de antes que amanezca...