jueves, 22 de diciembre de 2016

SI...

.                                                           ..SI

Dejar que en tí suceda sólo el tiempo, instante  a instante, en su contemplación. Entorno el espacio entre objetos que callan; entorno el callar de algo dentro de los objetos, superficies venidas del abismo, y abismo que se muestra en los objetos, en los sonidos, en un viento afuera presentido. Salir, entonces, desde lo ya expuesto. Y ese dejarse que es un abandono sin abandonarse, sin dejar nada, sin llevar contigo otra cosa que lo sólo abierto a lo abierto, cerrándose...Sombras, ramajes, vuelos entre la espera que ya han descendido; vuelos que habrán de nuevo de alzarse.

viernes, 16 de diciembre de 2016

EL VADO

                                              HACIA...

Los amaneceres entre la niebla son semejantes a muestra conciencia...Ésta -paradógicamente- en su Sahara, donde las dunas cambian de forma, lo mismo que la niebla, las nubes y los razonamientos, en el curso del día. También, todo hace un tapiz o una urdimbre, todo está regido por una construcción de vacíos hecha de - en nuestro corazón- la piedra de la antigua Acrópolis.Y entre nuestras manos, así un ave sorprendida intenta alzar el vuelo el ave inútil de todo existir, si ella sólo existe al servicio de su propio volar, aún más alto que el vuelo. Hay algunas nociones que signan nuestro peregrinar, como las de Misterio o Destino, aún Designio, la de estar incluídos en algún plan más vasto. Vamos entonces al vacuo episodio de un preguntar como un avanzar entre esa inicial y eterna niebla. Está La Vida, y ya no es ella sino cómo vivir, en cuyo seno está también saber morir, pasar el vado hacia La Realidad...

sábado, 10 de diciembre de 2016

HOY

                                             DE AYER

Todas las preguntas...Y el venir ellas de la conciencia de ausencias esenciales, que son presencias el lo intangible e indecible nuestro interior, si también exterior.

                               Una imagen
                              Que es imaginación:
                              Ventana
                              A la más blanca nube,

Se abre entonces otro escenario tan presentido como desconocido...

                             Landas del alma
                             Por las cuales
                             Sólo hay pasos de aire.

La espera era un cumplimiento, y éste estaba allí en forma de vacío antes de ella y de aquel que espera:

                          Se deshizo
                          La nube
                          De hace unos segundos.

Hoy sé que mañana otra vez será el ayer, así la gota de agua que dibuja la piedra en una de las grutas abiertas por el tiempo en nuestras manos.

viernes, 2 de diciembre de 2016

DEFINICIONES

                                                          LA DEL SER

El tema central de M. Heidegguer en SER Y TIEMPO, es la imposibilidad de dar una definición al Ser. Éste, aún siendo, escapa a cada instante de las manos, de la mirada y de todo acto cuya razón sólo halla sustento en lo vacío.

Pero esto vacío, al contrario de aquello que "es" (en cuanto ente y no ontológicamente en cuanto Ser), sí halla un suelo fértil en unas desapariciones,  a las cuales la razón natural no alcanza a ver, pero se sabe en ellas, y es así como puede llegarse a la afirmación de que el hombre es "un ser para la muerte".

 En ésta se alcanza o cumple la plenitud de todo lo existente. Queda el hacer -si la máxima acción humana reside en el lenguaje- que es un depender de otra entidad y dejarse en manos de algo ya elaborado y que, dándose en la naturaleza nuestra, no hace parte de la naturaleza misma. Todo hacer deja atrás una fracción esencial de nuestro íntimo "ser", y nos devuelve, aún en el seno del efectivamente en el tiempo estar existiendo, al origen de la Nada.